Archive

Archive for the ‘Agricultura’ Category

Alertan de la llegada de una invasión de avispas

 

Tras más de cinco años devorando y diezmando las colonias de abejas de miel del sur de Francia, a finales del año pasado se confirmó la presencia de la Vespa velutina nigritorax en España. El hallazgo de la también llamada ‘avispa asiática’ en Hondarribia, Irún y Oiartzun (Guipúzcoa, País vasco) ha desatado la alerta en el sector apícola vasco, que ya augura su rápida expansión por la cornisa cantábrica pero también entre los productores de miel aragoneses, catalanes y valencianos, pues se sabe que el insecto podría aclimatarse perfectamente al clima mediterráneo. AVA-ASAJA se ha dirigido a la Conselleria de Agricultura y al Ministerio de Medio Ambiente para exigir que se extreme la vigilancia y para –como ya está haciendo el gobierno vasco- que se prepare un protocolo de actuación en caso de que llegue a la Comunitat. La organización agraria advierte que, de instalarse, no sólo provocaría la progresiva destrucción de decenas de miles de coñmenas sino que afectaría al sector hortofrutícola en general porque reduciría de forma drástica la polinización que realizan las abejas en general.

La Vespa Velutina fue detectada por primera vez en Europa en la región francesa de Aquítania pero hoy ya se extiende por más de 30 departamentos del país vecino y su erradicación se considera impensable. Se sospecha que llegó de China vía puerto de Burdeos, en un contenedor con caquis, fruta que por su color atrae especialmente al insecto y que también es uno de los cultivos estratégicos valencianos. “De momento, es sólo una amenaza cierta pero conviene estar preparados porque –como con casi todas las especies invasoras- la detección precoz será clave para aplicar medidas con las que frenar su expansión”, advierte el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, quien reclama la colaboración de los apicultores o incluso de los excursionistas para así detectar antes su presencia en el campo.

El avispón asiático mide alrededor de 3 centímetros (aunque las reinas pueden alcanzar los 5 cm), más del triple que la abeja europea y suele construir impresionantes nidos sobre los árboles con un diámetro de hasta medio metro. Se distingue del autóctono –la Vespa cabro– porque el abdomen de este invasor asiático es de color negro o marrón oscuro, la cabeza negra con frente anaranjada y con los extremos de las patas también amarillentos. Pero la gran diferencia con las avispas locales es su voracidad: mientras que las ‘nacionales’ pueden matar una o dos abejas obreras, la asiática arrasa colmenas enteras e incluso, según National Geographic, en sólo tres horas el ataque de 30 de estos insectos puede ser capaz de decapitar y desmembrar hasta 30.000 abejas.

AVA-ASAJA recuerda, en este sentido, que los dos principales problemas de la apicultura valenciana –la segunda de España en número de colmenas y la primera con mayor producción, según el MARM- fueron ‘importados’. El ácaro Varroa se instaló a mediados de los 80 procedente del sudeste asiático y el síndrome de despoblamiento de colmenas –cuyo tratamiento aún no está definido- tampoco se originó en el viejo continente. Se estima que ambas enfermedades han reducido la población de abejas en más de un 40%.

 

Así es la avispa

Nido de la nigrotorax bajo un alero

[Comunicado de AVA avispón asiático PDF]

[Estudio sobre la vespa velutina nigrotorax y la apicultura PDF]

Ayudas para acondicionamiento de caminos rurales

Se convoca a los municipios y entidades locales menores de la Comunitat Valenciana para que formulen sus solicitudes de ayuda, en relación con las obras de acondicionamiento de caminos rurales, para el ejercicio de 2011.

[+ info]

Solicitud de ayudas para el cambio varietal en determinados cítricos

Realizar el cambio de variedades híbridas de cítricos por otras variedades no híbridas, excepto la Marisol, mediante reinjerto de la plantación existente. También para el cambio de la variedad Marisol por otra no híbrida.

[+ info]

Ayudas para renovar tractores y máquinas arrastradas: cosechadoras, abonadoras, cisternas, etc…

Se convocan ayudas para renovar el parque de tractores y máquinas automotrices agrícolas del sector agrario valenciano mediante el achatarramiento de las más antiguas y su sustitución por nuevos tractores y nuevas máquinas.

[+ info]

Salvemos la algarroba

La Unió de Llauradors trabaja en iniciativas para reflotar el cultivo de este fruto que representa la mitad de la producción de España

Marcan el límite territorial de las heladas (donde hiela no están), evitan las escorrentías, con lo cual ayudan a frenar riadas, pero además pueden ser viables económicamente con otro enfoque empresarial. Se trata de los algarrobos, un árbol originario de Oriente, tan antiguo y extendido en la Comunidad Valenciana como amenazado.

La Unió de Llauradors trabaja en una propuesta para que los agricultores se unan en cooperativas productoras que les permitan participar de la cadena de valor -y romper el monopio que, explican, ahora tienen cuatro o cinco empresas que compran, distribuyen e importan-. También planteará la concesión de ayudas europeas dirigidas a los agricultores por cuidar el paisaje, por ser custodios del territorio y de árboles en muchos casos centenarios. “La agricultura alemana va en esa línea, también la de Menorca”, explica Ferran Gregori, técnico de Medio Ambiente de la Unió.

La Comunidad Valenciana cuenta casi con la mitad (47,53%) de la superficie de algarrobos de España, un cultivo de secano mediterráneo. Y aunque el mayor volumen de producción se encuentra en la provincia de Valencia, donde es un cultivo alternativo, es en el Maestrat donde tiene más protagonismo. Pero la superficie cultivada no ha dejado de caer en picado debido a la crisis de precios y a la sustitución de estos productos por naranjos, principalmente. En 1998, había 47.594 hectáreas de algarrobos en el territorio valenciano mientras que en 2009 el dato cayó hasta las 20.904 hectáreas.

Gregori explica que tras la crisis de este cultivo está el hundimiento del precio que recibe el agricultor y cita un informe del Ministerio del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en el que se evidencia que por cada hectárea cultivada de algarrobos el agricultor pierde algo más de 600 euros. Sin embargo, otro informe, en este caso elaborado por la organización agraria, muestra también cómo mientras los agricultores del Maestrat recibieron en 2009 por sus cultivos 750.000 euros, los ingresos de los intermediarios se dispararon hasta casi los 13,3 millones. “Y solo ha pasado por una mano”, subraya Gregori.

De la algarroba se extraen tres subproductos: la pasta, usada para piensos y en la industria alimentaria; la goma, para complementos farmacéuticos como el plástico de las cápsulas; y la harina del garrofín, que se usa en los sectores farmacéutico y alimentario como espesante natural. Todos ellos, según la Unió, son apreciados y se venden a un precio que nada tiene que ver con lo que recibe el productor. Y pese a ser zona productora, la Comunidad sufre también la competencia de los subproductos turcos o chinos (y en general de Oriente).

[ROSA BIOT – El País- Alicante – 05/01/2011]